Beneficios de la Chia y cómo tomarla

Las semillas de Chia son un alimento energético y nutritivo que puede ser un gran añadido a tu dieta. Contienen una importante cantidad de fibra y son una buena fuente de antioxidantes, por lo que resultan una gran ayuda para quienes quieren mantenerse sanos, esbeltos y jovenes.

Aunque con la Chia ocurre como con tantos otros alimentos y existe cierta exageración alrededor de sus propiedades, lo cierto es que aporta una notable cantidad de beneficios, algunos de los cuales son los siguientes:

 

Son ideales como complemento de una dieta de control de peso

 

Es cierto que las semillas de Chia son ricas en grasa, pero parte de esa grasa es una “grasa buena” como el Omega3. Por otro lado, su alto contenido en fibra provoca un efecto saciante, por lo que resulta más fácil controlar el hambre.

 

Proporcionan beneficios en el organismo a nivel interno

 

Tomando semillas de Chia se consigue que el cuerpo sea más eficiente en la eliminación de líquidos y toxinas. También son buenas en la regulación de la flora intestinal, y gracias a sus propiedades antioxidantes retrasan o impiden la oxidación celular.

 

-Aportan energía que te ayuda a mantener un alto nivel de actividad

 

Muchas veces nos encontramos desganados o sin fuerzas, y nos cuesta llevar a cabo las tareas del día a día. Incluir las semillas de Chia en tu dieta habitual te permitirá mantener una energía y vitalidad suficiente como para enfrentarte a tus tareas rutinarias con entusiasmo.

 

– Pueden ayudarte a calmar el dolor articular

 

Si sufres de dolores articulares, las semillas de Chia pueden ser una ayuda. El Omega3 tiene propiedades antiinflamatorias, por lo que en determinados casos, consumir Chia puede ayudar a aliviar estas molestias.

 

 

Además de estos beneficios, otra de las ventajas de las semillas de Chia es que pueden consumirse de muchas maneras distintas. Pueden añadirse al yogur o a un batido de frutas, puedes emplearlas para espesar salsas o añadirlas a la sopa, puedes batirlas y hacer harina o agregarlas en la repostería casera, y tambén aportan un toque diferente a tus ensaladas. Como además saben a nuez y son crujientes, encajan muy bien en casi todas partes, por lo que no te costará consumirlas.

 

No lo olvides, las semillas de Chia no son un alimento milagroso, pero sí una forma de agregar salud y propiedades beneficiosas a tu organismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *